Las “24 horas para el Señor” también en las cárceles

Print Mail Pdf

24-ore-ES

Ciudad del Vaticano (AICA): Del 9 al 10 de marzo los templos de las diócesis del mundo se unirán a la jornada “24 horas para el Señor”, ocasión propicia para vivir el Sacramento de la Reconciliación en tiempo de Cuaresma y en el contexto de la adoración eucarística. Este año habrá una novedad: la iniciativa transcurrirá también en las cárceles de Roma, así lo anunció monseñor Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización a cargo de animar la jornada.

“En estos días he recibido una carta del Inspector de las Cárceles que contenía la propuesta de vivir '24 horas para el Señor', también en los centro penitenciarios. Los capellanes están listos para vivir esta experiencia y este momento de perdón: un momento que ha sido pensado, querido y esperado”, explicó el prelado al órgano de comunicación de la diócesis de Roma, RomaSette.it. 

Monseñor Fisichella destacó que la iniciativa ya está en el corazón de la Iglesia, “tanto que se ha convertido en un momento que parece ser una cita fija de la Cuaresma”, y el propio papa Francisco la incluyó en su mensaje para la Cuaresma 2018. 

El presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización explicó también que la jornada es un camino que se difundió mucho durante el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, pero que continúa, ya que “la experiencia del perdón es sin dunda una de las experiencias más bellas que podemos experimentar en nuestra vida: si no lo imploramos como un don del Padre, si no nos dejamos ser perdonados por Él, no seremos capaces de poder recibirlo y, a la vez, de perdonar a nuestros hermanos”. 

Por otra parte el prelado adelantó que este año la fiesta del Domingo de la Misericordia se vivirá de una manera particularmente solemne: “El Papa celebrará la misa en la Plaza de San Pedro junto con todas las personas, grupos, asociaciones y realidades de la vida consagrada que se inspiran en la Misericordia”. Días después también estarán presentes en Roma muchos “Misioneros de la Misericordia” que el Papa decidió enviar al mundo con motivo del Año Santo de la Misericordia. 

“Se trata de un encuentro deseado y decidido por el Santo Padre, que ha querido encontrar de nuevo, dos años después, a los misioneros, para ‘hacer un balance' del camino realizado junto con ellos, escuchar sus testimonios y tener acceso al sentido vivo del Padre que perdona siempre a quien implora su misericordia, removiendo cualquier obstáculo al perdón”.