Un honor que nunca imaginé: Estar en la comitiva del viaje del Papa a Colombia

Print Mail Pdf

_E2A5441

Monseñor Octavio Ruiz Arenas es el secretario del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización en Roma, está en Colombia y forma parte de la Comitiva del Vaticano que acompañará al papa Francisco en su visita a nuestro país...

Veinte y tres años lleva trabajando en la Ciudad del Vaticano, en diferentes periodos y cargos. Fue designado como secretario del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización desde hace 6 años, el 13 de mayo de 2011, por su Santidad Benedicto XVI. Su presidente es el arzobispo Rino Fisichella.

La promoción de la Nueva Evangelización busca dar un mayor impulso a la forma de evangelizar, a salir al encuentro de los demás y a cambiar hábitos y costumbres a la hora de evangelizar o pastorear en todas las diócesis, vicarías, parroquias, comunidades, entre otros.

Así mismo, esta nueva evangelización se desarrolla a través de una conversión pastoral de los presbíteros e involucrando los laicos para invitarlos a vivir un encuentro personal con Cristo y poder llegar a ser verdaderos misioneros. Para esto, la catequesis, es un instrumento fundamental de esta nueva adhesión a la Fe.

Siempre termino en lugares a los que nunca pensé llegar

Monseñor Octavio Ruiz tiene 72 años y es bogotano, nació el 21 de diciembre de 1944. Realizó estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San José, en Bogotá. Es licenciado en Teología Dogmática de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y es doctor en Teología por esa misma Universidad.

Monseñor Ruiz Arenas recuerda que siempre tuvo claro que quería seguir los caminos de Dios, quería ser sacerdote desde temprana edad. Con algunos de sus ocho hermanos jugaba a celebrar la eucaristía.

Fue ordenado sacerdote el 29 de noviembre de 1969, por el cardenal Aníbal Muñoz Duque. Trabajó en la Santa Sede como Oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe entre los años 1985-1996. Juan Pablo II lo nombró obispo titular de Troina y auxiliar de Bogotá el 8 de marzo de 1996.

Las riendas de la Iglesia Católica en América Latina

El 16 de julio de 2002, fue nombrado obispo de Villavicencio y el 3 de julio de 2004, al ser elevada la diócesis de Villaviciencio a Sede Metropolitana, fue nombrado primer Arzobispo de la misma sede.

Luego, a sus 62 años de edad, el 31 de mayo de 2007, su Santidad Benedicto XVI lo nombró vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina. De manejar 120 parroquias y 160 sacerdotes de la arquidiócesis de Villavicencio, asumió las riendas de la Iglesia Católica en Latinoamérica, desde México hasta La Patagonia (Argentina), y en islas del Caribe como Cuba, Puerto Rico y Trinidad y Tobago.

Monseñor Ruiz, es un hombre de diálogo y escucha

Cuando trabajó en la congregación para la Doctrina de la Fe, de la mano con el cardenal en ese entonces, Joseph Ratzinger, aprendió a conocerlo. Fue allí donde se convirtió en uno de sus más fieles escuderos, en su amigo. De él, dice monseñor Arenas, aprendió a ser prudente, estricto y organizado. Lo admira de manera profunda.

Monseñor Octavio tuvo la oportunidad de estar presente cuando Pablo VI visitó Colombia, estuvo muy cerca de él como seminarista y recibió la comunión del Papa durante la celebración de la Eucaristía multitudinaria.

Con Juan Pablo II trabajó varios años. Ahora sus actividades en Roma lo hacen muy cercano al papa Francisco; por esta razón, por su cercanía, por ser colombiano y por supuesto por ser arzobispo emérito de Villavicencio, fue invitado a formar parte de la comitiva que viajará con el Papa el próximo 6 de septiembre. 

Monseñor Ruiz es un hombre de diálogo y de escucha, un gran conversador. Es nuestro invitado especial, entrevista completa a continuación: